Cómo elegir los binoculares o prismáticos


Que son los binoculares o prismáticos

Los binoculares son una combinación paralela de dos telescopios para ver una imagen erecta con ambos ojos. Debido a que están diseñados para poder ver una imagen del mismo tamaño con ambos ojos. Los usuarios pueden observar los objetos con mayor comodidad que con un solo ojo. Además, la perspectiva y el efecto tridimensional de los binoculares hacen que la visualización sea más agradable.

Tipos de binoculares

Hay 2 tipos de binoculares en función del tipo de prisma que utilice:

Binoculares de prisma Porro: tienen tubos de lentes objetivos que están desplazados de los oculares; Los prismas forman un ángulo desde los oculares hasta las lentes del objetivo

Ventajas: A menor coste tienen una imagen de mayor calidad menos pérdida de luz (imágenes más luminosas). Son más económicos ya que es más barato hacer prismas de porro de calidad que los prismas de techo debido a que no necesitan tantos recubrimientos químicos.

Desventajas: Diseño menos compacto que los prismáticos de prisma de techo.

Binoculares de prisma de techo: tienen dos tubos rectos, lo que los hace más pequeños y más compactos.

Ventajas: Diseño compacto y más ligeros.

Desventajas: tienen un diseño óptico más complicado y sensible, lo que las hace más difíciles y costosas de fabricar.


Especificaciones o puntos clave a tener en cuenta para elegirlos correctamente

1. Elegir material de vidrio óptico de buena calidad.

Es Según el material con el que esté construido el prisma, tenemos dos opciones:

BaK-4 : creado a partir de bario Crown Glass. Calidad superior al BK-7. Imágenes más nítidas y brillantes. Mejor transmisión de luz y un mayor índice de refracción y por lo tanto tiene un ángulo crítico inferior.

BK-7 : creado a partir de vidrio de borosilicato. Los binoculares más ecnonómicos traen este tipo de vidrio. Buena transmisión de luz y más precios más asequibles, aunque calidad inferior al BaK-4. Menor índice de refracción, lo que hace que parte de la luz se pierde y a la imagen sea más oscura.

SK15: Menos común. Alcanza un punto medio entre los dos anteriores. Tiene un índice de refracción más alto que ambos, pero tiene una dispersión (medida en la escala de Abbe) que se encuentra entre BAK4 y BK7. Las imágenes que se ven a través de prismas SK15 son muy claras, con alto contraste.

Recomendamos si es posible por presupuesto, elegir BAK-4

Recubrimientos antirreflectantes: Estos recubrimientos ayudan a la transmisión de la luz, reflejos y mejoran la calidad de la imagen. Destacan:

  • Coated: una o más superficies son revestidas antirreflectantes con un revestimiento de una sola capa. Tratamiento de menor calidad.
  • Fully -coated: todas las superficies de aire a vidrio tienen un recubrimiento antirreflectante con un recubrimiento de una sola capa. Sin embargo, las lentes de plástico, si se usan, pueden no estar recubiertas.
  • Multi-coated: una o más superficies tienen revestimientos antirreflectantes multicapa. Transmisión de luz muy buena, superior al 80% y buena calidad de imagen.
  • Fully multi coated : todas las superficies de aire a vidrio son antirreflectantes multicapa. Transmisión superior al 90%. Tratamiento de alta calidad.

2. Abertura y aumentos.

Elegir la abertura y los aumentos es una de las decisiones más importantes. Además es muy importante hacerlo correctamente, pues determinarán también el peso y manejabilidad del binocular, algo a tener en cuenta si los vamos a usar con trípode o sin él.

Los binoculares se distinguen por dos números entre un sigo “x”. El primero de ellos hace referencia a los aumentos, y el segundo a la abertura. Por ejemplo, un modelo 8×50 tiene unos aumentos de 8 y una apertura de 50.

Aumento: Indican el número de veces más cerca que ves el objeto. Por ejemplo, con 10 aumentos, un objeto que esta a 100 metros lo verás como si estuviese a 10 metros

Abertura: Cuanto más grande sea la lente del objetivo, más luz pueden dejar entrar sus binoculares. Esto es muy importante para condiciones de poca luz, ya que el aumento de la luz no solo generará una imagen más brillante, sino que obtendrá más detalles y, por lo tanto, podrá distinguir estrellas más débiles, etc.

Aumentos menores a 8x: Campos de visión amplios, pero menos aumentos. Óptimos para seguimiento de animales y para orientarse en el cielo nocturno.
Aumentos entre 8x y 11x: Muy utilizados tanto para observación de naturaleza como para astronomía. En este rango de aumentos, la mayoría de binoculares suelen ser cómodos para utilizar sin trípode. Aunque en los 10x ya empieza a ser recomendable el uso de trípode si pretendemos estar largos periodos de tiempo observando.
Aumentos de 12x, 15x o más: Son muy utilizados en astronomía. y también para observaciones de animales desde un punto fijo. Debido al tamaño y peso, ya son binoculares que deben ser utilizados con trípode, para evitar las vibraciones.

Aberturas menores a 40mm: Siendo muy ligeros, son aberturas demasiado pequeñas para observación astronomica. Ideales para viajes o excursiones donde prima la ligereza.
Aberturas entre 40mm y 50mm: Con esas aberturas, tenemos ya una luminosidad decente y siguen siendo lo suficientemente ligeros para utilizar sin trípode. Sobre todo los de 50mm son muy versátiles y se usan mucho es astronomía. Los modelos 10×50 son de los más utilizados, y aunque a priori, el trípode no es necesario en la mayoria de los usos , es posible que determinados usuarios lo prefieran utilizar sobre todo en observación astronómica.
Aberturas mayores a 50m: Las aberturas de 60, 70, … recogen bastante luz. Observar la luna, cometas y otros objetos celestescon ellos es una maravilla. Eso sí, son pesadas y siempre se aconseja usar con trípodes.

3. Pupila de salida

La pupila de salida es el círculo brillante que se puede ver en el centro de cada ocular cuando sostienes los binoculares a unos 30 cm de distancia de tus ojos con los lentes objetivos apuntando hacia una luz brillante.

La pupila de salida se calcula dividiendo la apertura entre los aumentos. Lo más habitual es que los binoculares o prismáticos astronómicos tengan unas pupilas de salida de entre 4 y 7 mm.

Cuanto mayor es el diámetro, más brillante es el campo de visión, lo cual es importante cuando se usan binoculares en situaciones oscuras y para observación astronómica.

NOTA: El diámetro de la pupila del ojo humano cambia según las condiciones de luz ambiental. Su diámetro está comprendido entre 3 y 4,5 milímetros en el ojo humano. Pero en la oscuridad puede llegar a ensancharse hasta los 7 mm.
Los jóvenes tienen pupilas que se abren alrededor de los 7 milímetros de ancho. Si bien varían mucho entre personas, la regla general es que después de los 30 años se pierde 1 mm de pupila de salida cada 10 o 15 años. Por lo tanto, los ojos mayores no pueden aprovechar los binoculares con pupilas de salida grandes y, como resultado, es posible que no vean ninguna diferencia entre 7×35 y 7×50. La luz extra recogida por los 7×50 más grandes no se ajusta a esos ojos; con lo que se desperdicia luz.

RECOMENDACIÓN: Para lugares sin contaminación lumínica recomendamos prismáticos con una pupila de salida alrededor de 7 mm. Por ejemplo unos 10 x 70.
En lugares con algo de contaminación lumínica, con pupilas de salida entre 4 o 5 mm irán perfectas.

(Tenga en cuenta la nota anterior)
A partir de 4 ó 4.5 mm ya estamos hablando de un tamaño de pupila generoso, y suele ser más grande que la pupila del ojo en la mayoría de los casos y la mayor parte del tiempo.

3. Relieve ocular (eye relief)

Básicamente es la distancia detrás de las lentes oculares donde se enfoca la imagen, es decir la distancia óptima que debe haber entre nuestros ojos y el ocular.

Si el relieve ocular es demasiado corto, puede producirse viñeteado (área oscura alrededor de los bordes o la periferia de su campo de visión). Si el ojo está fuera de esta distancia, se obtendrá un campo de visión reducido.

Además el relieve o alivio ocular puede ser particularmente importante para los usuarios (el ojo está más alejado del ocular), lo que requiere un alivio ocular más largo para poder ver todo el campo de visión.

La mayoría de prismáticos tienen un relieve ocular entre 10 mm y 15 mm. Los superiores a 15 mm se considera bastante amplio y se llama long eye relief.

4. Campo de visión.

El campo de visión es el ancho del área visible que se puede ver sin mover los binoculares.

Este ancho visible se expresa en metros a una distancia de 1.000 metros, siendo muy útil para observaciones terrestres. En cambio para observaciones de cielo nocturno es mejor verlo en grados.

NOTA 1: En general, cuanto mayor es el aumento y menor es el objetivo, más estrecho es el campo de visión.

NOTA 2: Cuanto más grande sea el campo de visión más cantidad de cielo podrás ver.

En astronomía no es tan importante como lo es por ejemplo para la observación de aves. Aun así, un campo amplio le ayudará a encontrar objetos celestes más facilmente.

4. Distancia mínima de enfoque.

Es el valor de distancia mínima a la que podemos enfocar el objeto.
La idea de un binocular es mirar cosas que están lejos. Sin embargo, también pueden usarse para observar aves u observar insectos, en los que la distancia de enfoque mínima sea cercana y les permita ver detalles minuciosos. Por lo general, a medida que aumenta la ampliación, la distancia mínima de enfoque también aumenta. Para los usuarios interesados ​​en una distancia corta de enfoque cercano, deben buscar objetivos más grandes y mantener el aumento alrededor de 8x.

5. Tipo de enfoque.

Se distinguen dos tipos de enfoque.
Enfoque central donde rueda de enfoque principal se encuentra en el puente entre los dos oculares y los mueve simétricamente.
Enfoque individual: Los modelos de enfoque individual eliminan el mecanismo de enfoque central para dar a cada ocular la capacidad de enfocar de forma independiente. Esto permite un enfoque extremadamente preciso.

6. Peso de los prismáticos y el uso de trípode

Este punto es muy importante, sobre todo para astronomía. la imagen debe ser lo más estable posible, debiendo eliminar todas las posibles vibraciones. Para binoculares mas pesados, como por ejemplo, aquellos con aumentos de más de 10x o 12x y con lentes objetivas de 70 mm o más, necesitará una montura o trípode acorde al peso de los binoculares.

Debe asegurarse de comparar el peso del binocular con la capacidad de carga máxima del trípode.

RECOMENDACIÓN: Para observación astronómica, y debido a que está mirando hacia arriba, los oculares estarán en una posición algo incómoda. Para evitarlo, debe asegurarse de tener un trípode que sea lo suficientemente alto como para poder colocarse debajo.

Al utilizar un trípode la observación astronómica resulta más cómoda y placentera, sobre todo si se alarga en el tiempo.

También existen binoculares con un sistema que reduce las vibraciones y ayuda a estabilizar la imagen. Estos binoculares suelen estar pensados para usar sin trípode, y de ahí que lleven este sistema

Algunos consejos más para elegirlos correctamente

  • Lo más importante es saber el uso que les vamos a dar y tener en cuenta los puntos anteriores para elegir los que mejor se adaptan a nuestras necesidades.
  • Si los va a usar con gafas busque que tengan un relieve ocular a partir de 15 mm.
  • Si es posible, que los binoculares que elija tengan un sellado al agua y a la condensación bueno. Los binoculares sin clasificación que no tienen impermeabilidad no deben usarse bajo la lluvia o en el mar, ya que la humedad puede entrar dentro de ellos produciendo corrosión y oxido.
  • Para astronomía, aquellos binoculares con menor aumento y tendrán más campo de visión proporcionando imágenes de la Vía Láctea muy buenas, pero si por el contrario queremos observar la luna, necesitaremos mayores aumentos.

Los prismáticos o binoculares son un elemento óptico muy recomendado para la astronomía. Muchos lo desconocen, pero es raro encontrar a un aficionado a la astronomía con experiencia que no los tenga o los utilice constantemente. Permiten un tipo de observación que con los telescopios no se puede. Ver con binoculares un cometa, eclipses, la vía láctea o campos de visión amplios del cielo nocturno es una maravilla.

Además, es un elemento, que para iniciarse en la observación astronómica, es una muy buena opción para complementar con el telescopio. Ayudan mucho a reconocer el cielo y a buscar objetos.

Ajustar el enfoque de los buscadores Skywatcher.

Los buscadores ópticos son fundamentales para localizar los objetos celestes que deseamos observar a través de nuestro telescopio. Tanto en los telescopios con sistema GoTo como, sobre todo, en los telescopios manuales, un correcto enfoque del buscador es crítico para localizar los objetos fácilmente.

1.- PASO 1

Se recomienda hacer esta operación de día, centrar en el buscador un objeto muy lejano (mínimo 500 metros de distancia) y proceder a ajustar el enfoque. En los buscadores ópticos 6×30 y 9×50, primero se ha de desenroscar la tuerca de fijación. En los buscadores ópticos 5×24 basta con girar el ocular para realizar el enfoque y listo.

1.- PASO 2

Una vez desenroscada la tuerca de fijación (buscadores 6×30 y 9×50), solo hemos de girar el objetivo en sentido horario/antihorario mientras miramos por el buscador, hasta que el objeto al que hayamos apuntado se vea nítido. Hecho esto, se vuelve a roscar la tuerca de fijación para bloquear el enfoque logrado y ya tendremos el buscador óptico enfocado para localizar y centrar los objetos celestes de forma fácil y óptima a través de él.

Cómo elegir un telescopio. Recomendaciones de Espacio Celeste

A la hora de hacernos con nuestro primer telescopio para iniciarnos en esta maravillosa afición, nos enfrentamos a una decisión que puede llegar a ser compleja y abrumadora debido a la cantidad de opciones que el mercado ofrece.

Con esta guía, Espacio Celeste, y en base a su experiencia, quiere ayudar a aquellas personas que quieren disfrutar del cielo nocturno, para que puedan elegir el telescopio idóneo a sus necesidades.

Aunque seamos un comercio destinado a vender material astronómico, la astronomía es una afición amada y respetada por los miembros de Espacio Celeste, y la intención con la que hacemos esta guía, es sincera, y con el único objetivo de ayudar siempre al cliente a disfrutar de esta experiencia como nosotros disfrutamos de ella, y nunca de ofrecer aquellos equipos que nos convengan vender por temas comerciales.

Lo primero decir que no existe el telescopio perfecto para todo y para todos.

Hay diferentes tipos de telescopios. Según su óptica, posibilidades en el movimiento que ofrecen sus monturas, su destino de uso, calidad de sus componentes, etc. Además tampoco existe el mismo perfil de persona, pues unos según sus gustos, edad, habilidades o expectativas hará que la elección sea completamente diferente de unos a otros.

Dicho ésto, creemos sinceramente que no tiene sentido hacer una guía de ayuda, cómo otras que existen, que hablen de los mejores telescopios de iniciación o de la mejor forma de iniciarse en esta afición, como si existiera una única verdad absoluta; y además que hubiera un telescopio perfecto para ello, y que curiosamente siempre te enlazan con los mismos vendedores.

Entonces, si ya te has decidido a comprar tu primer equipo, enhorabuena, esto quiere decir que te ha picado el gusanillo de la astronomía. Vamos a intentar ayudarte.

1.- Sé consciente de tus necesidades, limitaciones y expectativas.

Hazte primero algunas preguntas, cómo…

¿Es mi primer contacto con la astronomía y el cielo nocturno? No es lo mismo empezar reconociendo algo del cielo nocturno, coordenadas celestes, estrellas, planetas, constelaciones más destacadas, movimientos, etc, que empezar sin prácticamente ningún conocimiento al respecto. Si este úlitmo caso es el tuyo, te recomendamos que te hagas con algun libro para ir aprendiendo algunos concectos básicos del cielo, como sus coordenadas, objetos celestes destacados, movimientos de los astros, etc.

¿Para qué lo usaré? Si será solo para observaciones esporádicas de la luna y planetas, o bien quiero algo que me permita observar algunos objetos visibles de cielo profundo, o quizás también voy a querer hacer cosas de astrofotografía. Más adelante verá los tipos de telescopios que mejor se adaptan a cada tipo de uso.

¿Me gusta aprender despacio y avanzar poco a poco o en cambio soy autodidacta y no me importa complicarme algo al principio para después poder avanzar más rápido? Mucha gente necesita aprender más despacio y con menos complicaciones para así poder disfrutar, pero en cambio otras personas no les importa complicarse, leer tutoriales y manuales, cacharrear con los equipos, etc.

¿Quiero aprender con un modelo más pequeño y básico, o comprar uno más grande o avanzado para crecer con el tiempo ? Dependiendo de lo que la opción que elijas, te será más o menos fácil hacerte con el telescopio, pero también ten claro los límites que te ofrece el equipo.

¿Va a estar colocado en un lugar fijo o quiero transportarlo normalmente? Hazte esta pregunta para determinar si necesitas un modelo más ligero y transportable, o en cambio no te importa que sea voluminoso.

¿Cuánto espacio tengo para guardarlo o transportarlo? Esta pregunta es importante, pues tampoco queremos que al comprarte el telescopio tengas que cambiar de coche o de casa.

¿Mi edad y físico me permiten manejar equipos pesados? A veces duele hacerse esta pregunta, pero no es lo mismo manejar equipos pesados, o estar demasiado tiempo con ciertas posturas de espalda para una persona joven de 20 años que una persona de 60 años.

¿Qué tipo de cielo tienes en la zona donde observaré normalmente? Vives en el centro de una ciudad, o en cambio vives en una zona rural con baja contaminación lumínica. Esta pregunta es clave. Desgraciadamente la contaminación lumínica es nuestro mayor enemigo. De nada sirve un telescopio con mucha abertura para captar luz de objetos mas débiles de cielo profundo, si luego vas a observar con un cielo con alta contaminación lumínica. Hazte esta pregunta para saber las limitaciones que ofrecerá el cielo de tu zona.

¿Cual es tu presupuesto? Lógicamente esta pregunta es clave para comprar cualquier cosa. Lo que para algunos 200 o 300 euros es un gasto importante, para otros no lo resulta tanto. Entonces, porqué limitarse a un telescopio de un precio en concreto si puedo irme a uno de mayor precio de inicio pero me permite cubrir mejor mis necesidades. Normalmente cuanto mayor sea el precio, mejor será la calidad o prestaciones del producto. No olvides nunca el precio de algunos accesorios recomendados y que seguramente tendrás que añadir en la compra inicial o en compras futuras.

Con alrededor una inversión de 200 a 300 € puedes hacerte con equipos de una calidad razonable y poder disfrutar bastante bien del cielo nocturno. Si no puedes gastar esta cantidad, otra opción muy recomendada es hacerte con unos binoculares (una muy buena opción incluso haciéndote también con un telescopio). A medida que aumenta su presupuesto, también lo hacen las prestaciones ofrecidas y la calidad. Con un rango de 500 a 1000€ entramos en telescopios con una calidad bastante buena y si ya nos metemos en presupuestos en torno a 1500€ o superiores entramos en conjuntos de telescopios que nos adentrarán en el mundo de la astronomía asegurando una calidad y prestaciones altas.

2.- Qué tipo óptica me conviene más

De todos los tipos de telescopios según la óptica, hay tres tipos principales de telescopios que trataremos en esta guía, por ser los más utilizados y recomendados para iniciación.

Reflector o Newton: Utiliza espejos (y no lentes) para enfocar la luz, Tienen una relación calidad-precio muy alta. Entre sus ventajas destacar su alta capacidad de recolección de luz gracias a su abertura, lo que hace que sean telescopios ideales para la observación de ciertos objetos débiles de cielo profundo (siempre con un cielo con baja contaminación lumínica). También destacan por proporcionar imágenes muy nítidas y muy brillantes.

Por contra, son los más voluminosos, la posición de observación es algo más incomoda por tener el ocular en la boca de entrada del tubo óptico y además tienen que colimarse muy a menudo, una tarea bastante fácil de realizar, por lo que no tiene que ser necesariamente algo que nos afecte a la hora de comprar un telescopio. Los telescopios Newton con montura dobson son ideales para iniciación. Son unos de los más recomendados por Espacio Celeste para iniciarte en la astronomía.

Refractor : Utiliza lentes para transmitir luz, que siempre que sean lentes de buena calidad óptica, hace que sean excelentes telescopios. Según el numero de lentes, su tipo y su colocación se dividen en diferentes categorías: acromáticos, dobletes, tripletes, petzval, etc; y cada una tendrá su calidad y una mejor o peor corrección de las aberraciones ópticas. Son ideales para observaciones lunares y planetarias. Un refractor de alta calidad produce imágenes nítidas y de alto contraste que pueden tomar gran aumento siempre y cuando lo permita su óptica. De hecho un refractor puede proporcionar las mejores imágenes alcanzables con una apertura determinada.

Como ventajas: Diseño sencillo, abertura libre de obstrucciones, son las ópticas que mejor nitidez y contraste ofrecen siempre que sus lentes sean de calidad. Además por regla general, no necesitan colimarse, y no necesitan aclimatarse.

Como desventajas: Tienen un precio más elevado sin comparamos equipos de abertura similar, ya que las lentes son más caras que los espejos. Son ideales para astrofotografía de cielo profundo. Para observaciones de cielo profundo, un refractor puede no tener suficiente luz para ver objetos débiles, y los campos de visión pueden ser estrechos. Además, si un refractor no dispone de las lentes adecuadas, o éstas no son de calidad, pueden presentar ciertos tipos de aberraciones cromáticas provocando un color falso en la imagen.

Nota sobre los refractores: Para visual, estos telescopios usan un prisma o diagonal, que produce una imagen correcta hacia arriba y hacia abajo pero invertida hacia la izquierda y hacia la derecha. Para la astronomía, esto no es un problema, pero cuando se utiliza para fines terrestres, debe sustituirse por un prisma de corrección para corregir la imagen de izquierda y derecha.

Telescopios Telescopios Catadióptricos: Los dos diseños más comunes son el telescopio Schmidt-Cassegrain (SCT) y el Maksutov-Cassegrain (MCT). Son telescopios compuestos, que utilizan lentes y espejos para formar una imagen. El SCT se basa en una placa correctora esférica en la parte delantera, un espejo esférico primario y un espejo secundario esférico. El secundario dirige la luz hacia atrás a través de un agujero en el espejo primario, a la diagonal y luego al ocular. El MCT, como se muestra en el diagrama, parece similar al SCT, excepto que la placa correctora se basa en un diseño de placa correctora convexa más gruesa y en lugar de un espejo esférico como secundario, un área plateada en la parte posterior de la placa correctora maneja el reflejo a través del agujero en el espejo esférico primario.

Como ventajas destacan que son tubos ópticos muy compactos, haciendo que sean muy fáciles de transportar. Al igual que los refractores, son tubos sellados evitando así la suciedad y el polvo. Son solo dos o tres veces más largos que anchos, lo que provoca que un tubo más pequeño pueda usar una montura más ligera y, por lo tanto, más manejable y económica. Con ellos, podemos tener un telescopio de gran apertura y enfoque largo muy cómodo de manejar. Presenta una excelente calidad óptica con imágenes nítidas en un campo amplio.

Como desventajas destacadas, al igual que el newtoniano o reflector, el telescopio Schmidt-Cassegrain necesita una colimación óptica (mucho menos frecuente que en un Newton) que puede resultar algo más compleja que en un Newton. Sus campos de visión también pueden ser bastante estrechos. Además, presenta una ligera pérdida de luz debido a la obstrucción del espejo secundario en comparación con los refractores. Debido a que son tubos cerrados, tardan mucho en aclimatarse termicamente.

En cuanto a su precio, y si los comparamos teniendo en cuenta la abertura, el catadióptrico se encuentra a medio camino entre el reflector y el refractor.

Son muy populares, debido a su transportabilidad (incluso para aberturas considerables), y se defienden muy bien tanto en visual como en astrofotografía . Son excelentes para un uso múltiple.

Te dejamos el siguiente vídeo para comprender mejor el tipo de telescopios más usados del mercado.

3.- Otros aspectos importantes a tener en cuenta

Monturas:

Para elegir la montura más adecuada a sus necesidades, le recomendamos leer nuestra guía de monturas:

¿Qué son y cómo elegir las mejores monturas para su telescopio?

Una montura y trípode estable es tan importante como el tubo óptico. Tenerlo muy en cuenta a la hora de elegir el telescopio. Ya sea de 200€ o de 5000€.

Abertura y aumentos:

La abertura es uno de los parámetros más importantes. Representa el diámetro de la lente primaria en la parte delantera o el espejo primario en la parte posterior del tubo. Cuanto mayor es la apertura, más luz recoge. Mientras más luz se acumule, más tenues serán los objetos que se pueden ver, más detalles se pueden ver y mayor es el aumento que se puede aplicar a la imagen. Aun así, no pierda la cabeza con la abertura de un telescopio, porque la calidad del cielo nos limitará en gran parte la abertura recomendada. No es lo mismo observar desde el Roque de los Muchachos en isla de La Palma que desde el centro de Granada. La transparencia o el seeing van a condicionar mucho la elección del telescopio y su abertura. Le recomendamos estos vídeos para saber más.

En cuanto a los aumentos, ¡OJO CON ESTO! Deciros que, siendo un parámetro a tener en cuenta, no debe ser un aspecto determinante a la hora de comprar un telescopio. Para ello, mirar el siguiente videotutorial para aprender más de ellos:

Tener en cuenta relación focal o rapidez del tubo

Sin entrar demasiado en este término, deciros que es lo que nos indica la luminosidad del telescopio. Es importante saber si nuestro telescopio es más o menos luminoso. Cuanto más corta es la Distancia focal F y mas grande la Apertura D, mas luminoso será el telescopio. Se le conoce como la “velocidad” del telescopio: se dice que es rápido cuando su relación focal es baja porque necesita menos tiempo en recolectar la misma cantidad de luz que otros telescopios con una razón focal más alta. Esto es especialmente importante en la astrofotografía, donde se reducen los tiempos de exposición si se utilizan telescopios de relaciones focales F/D bajas.

Asesoramiento y servicio postventa

Un telescopio, es un aparato de precisión óptica y mecánica destinado a emplearse en la mayoría de los casos en una afición, lo que hace que su uso sea principalmente para disfrutar.

Pero desgraciadamente, en el mercado cada vez hay más telescopios y accesorios con una calidad muy pobre, y además muchos grandes almacenes y comercios sin experiencia que lo mismo venden telescopios que cafeteras, y que están asesorando y ofertando a los clientes telescopios que o bien son de dudosa calidad, o bien no se adaptan a las necesidades de los clientes.

De ahí que sean muy importante, antes de comprar un telescopio, ya sea económico o destinado a un uso más avanzado, elegir siempre tiendas especializadas y que permitan dar un soporte técnico completo y de calidad.

En Espacio Celeste, la atención al cliente, el asesoramiento y el servicio postventa es con mucha diferencia, lo que más nos preocupa. De ahí nuestros mayores esfuerzos se concentren en en estos servicios, para garantizar a los clientes el mayor grado de satisfacción posible.

En resumen ¿Qué tipo es el adecuado?

Todos los tipos de telescopios son muy buenos, siempre que dispongan de una buena relación calidad/precio. Pero de ahí que sea muy importante hacerse las preguntas del punto primero para ir acotando la elección.

Cada tubo óptico se puede usar para planetas, objetos del cielo profundo o ambos. También se pueden usar en visual o en astrofotografía. Elegir en función de lo que realmente lo vayamos a utilizar.

Huya de las ofertas de telescopios muy baratos que prometan aumentos extraordirarios y con que dispongan de muchos accesorios. Al final la calidad de estos equipos deja mucho que desear.

No sólo tenga en cuenta el tubo óptico como parte principal del telescopio. También preste atención a la montura y al trípode.

Hazte, si puedes, con algunos accesorios complementarios para mejorar la calidad de la observación. Oculares, filtros, etc

Elije sólo tiendas especializadas y con buen soporte técnico. Sinceramente, es clave para empezar con buen pie y no gastar un dinero importante en algo que luego no se adapta a tus expectativas.

Y por supuesto, no dude en ponerse en contacto con nosotros directamente, para que le ayudemos en todo lo necesario para hacer de esta maravillosa afición la mejor de sus experiencias.

Guía rápida de ajuste de motores de un telescopio Newton con montura Dobson Goto de Skywatcher.

La fricción o apriete de los motores en los telescopios Dobson GoTo de Skywatcher(y en cualquier telescopio) es fundamental. Si no hay un correcto apriete, la deriva del telescopio se agudiza y el seguimiento del GoTo no es tan efectivo como nos gustaría.

Antes de continuar con esta guía lea la siguiente advertencia:

ADVERTENCIA: Los siguientes procedimientos deben ser realizados por profesionales cualificados y autorizados. Y nunca realizarlos en periodo de garantía ya que la perdería. Aun así, Espacio Celeste sabe que ciertos usuarios prefieren hacerlos ellos mismos una vez pasado el periodo de garantía, de ahí que facilitemos esta guía; pero deben asumir que ni Espacio Celeste ni Sky-Watcher se harán responsables si se produjeran daños resultantes de la manipulación del telescopio.

Paso 1:

Retiramos la carcasa negra que cubre el motor de altitud. Hay que tener
cuidado ya que la tapa quedará unida por tres cables de conexión. Los tres cables pueden desconectarse o dejarlos conectados con la tapa ligeramente colgando si lo que queremos es hacer el ajuste con el telescopio en marcha.

Si optamos por desconectarlos, antes debemos identificar donde va conectado cada uno. Una vez hecho esto, los desconectamos y tendremos acceso a la parte externa del motor.

Paso 2:

Identificamos la pieza de apriete del motor. Es una pieza semielíptica con dos caras planas y dos tornillos negros de fijación con cabeza Allen. Desaflojamos los dos tornillos negros sin necesidad de retirarlos totalmente. Con ayuda de una llave inglesa, apretamos si lo que queremos es aplicar más fricción al eje de altitud. Es recomendable no realizar más de un cuarto de vuelta en cada apriete. Después de este cuarto de vuelta, volver a apretar los tornillos Allen de fijación y probar el telescopio.

Paso 3:

El eje de azimut también puede ajustarse de la misma forma que el eje de altitud, aunque en este caso, la tuerca de apriete es una simple tuerca hexagonal que identificaremos debajo del encoder (caja negra) al retirar la tapa del motor de la base del telescopio. Se realiza el mismo proceso de apriete que con el eje de altitud, aunque esta vez no se requiere liberar los tornillos de fijación porque no hay.

Una vez apretado/aflojado debe testearse el telescopio.

¿Qué son y cómo elegir las mejores monturas para su telescopio?

Tipos de monturas

La montura es la parte del telescopio que se encarga por un lado de sostener el tubo óptico y por otro de permitir realizar los movimientos del mismo para encontrar los objetos celestes.

La montura puede funcionar de forma completamente manual y también de forma motorizada gracias a componentes computarizados adicionales para automatizar los procesos de seguimiento.
Dentro de las monturas motorizadas, destacan los tipos de monturas, GoTo, que es una variación computarizada que permite orientar la montura hacia el objeto deseado automáticamente.

Las monturas se dividen en dos diseños básicos, la ecuatorial y la altacimutal, existiendo variaciones de cada una, como las dobson, las de horquilla o monobrazo, etc.

Los 2 diseños principales difieren principalmente en que una montura ecuatorial tiene un eje inclinado a diferencia de un altacimutal, de modo que apunta al polo celeste.

Una montura altazimutal o At-Az realiza un movimiento de arriba hacia abajo (latitud) y de izquierda a derecha (acimut). Destacan porque sus movimientos, que son muy intuitivos y fáciles de controlar, y a diferencia del montaje ecuatorial, no se requiere alineación a la polar.
Sin embargo, hace que el seguimiento de objetos en el cielo sea más difícil manualmente, algo que se soluciona con el seguimiento automático y computarizado de las monturas motorizadas y GOTO.
Además, hay que tener en cuenta, que este tipo de monturas no permiten obtener fotografías de larga exposición, pues se produce rotación en el campo. Algo que se soluciona instalando una cuña ecuatorial para transformar la montura altazimutal en ecuatorial.

Una montura ecuatorial es una montura que compensa la rotación de la Tierra al tener un eje paralelo al de rotación de la Tierra. Es decir, el movimiento rotatorio de la tierra queda compensado y esto nos permite seguir el movimiento de los astros moviendo un solo eje, haciendo muy cómoda la observación

La ventaja de una montura ecuatorial radica en su capacidad para permitir que el tubo óptico permanezca fijo en cualquier objeto celeste con movimiento sideral y a una velocidad constante en caso de los motorizados.

Como desventaja con respecto a las altazimutales, es que son monturas más caras y algo más complejas para los que se inician, debido sobre todo a que hay que ponerlas en estación y contrapesarlas correctamente.

Dobson: Una variante destacada de montura altazimutal:.

La montura Dobson se montan en el suelo mediante una plataforma y están diseñadas para soportar reflectores newton de gran tamaño. Los telescopios de Dobson pueden tener aperturas muy grandes que van desde 6″ hasta 36″ o más.

Destacan principalmente porque el seguimiento manual es muy sencillo en intuitivo (solo arriba-abajo, izquierda-derecha). Al tener un campo de visión muy amplio requiere de ajustes manuales menos frecuentes. Simplemente apunte el telescopio y mire.

Muchos Dobson también están automatizados con el fin de realizar un seguimiento automático o encontrar un objeto. Además son los menos costosos de todos los sistemas de montura y telescopio.
No se necesita alineación polar.
Sin embargo, al no ser una montura ecuatorial, presenta las mismos inconvenientes que las monturas altazimutales comunes.

Cómo elegirlas correctamente

A la hora de comprar un telescopio, la elección de la montura es tan importante o más que la elección del tubo óptico.

Además del precio de una montura, que ya nos limita a la hora de elegir un modelo u otro, hay que valorar el uso que se le dará. Es decir, si es solo para observación, o si es para visual y también para hacer de fotografia planteria y lunar, en este caso una altazimutal nos valdría. Pero si por el contrario, queremos realizar astrofotografía de cielo profundo, o queremos una montura que sirva para todo, entonces hay que irse a una montura ecuatorial.

Otro aspecto a tener en cuenta, y unos de los más importates, es la capacidad de carga que puede soportar la montura, tanto en visual como en astrofoto. Debemos tener en cuenta el peso total que va a soportar la montura: Tubo óptico y resto de accesorios (buscador, oculares pesados, cámaras, ruedas de filtros, rotadores y otros muchos más).

Una montura debe ser lo más estable posible para evitar vibraciones, movimientos bruscos, etc. De ahí que por un lado no debe sobrepasarse el peso máximo que nos da el fabricante. Además, si es para astrofografía, aun más delicado no exceder los límites.

No recomendamos monturas poco estables como la EQ1, EQ2 o AZ1. Aunque tienen precios muy económicos, son muy poco precisas y producen muchas vibraciones. Siempre recomendamos monturas EQ3/AZ3 o superiores.

Otros factores a tener en cuenta:
La facilidad para el transporte y el manejo. Tanto el peso como el volumen de la misma es una aspecto a tener en cuenta.

La conectividad . Tendremos que tener en cuenta las conexiones que dispone la montura. Si necesitamos puerto ST4 para autoguiado, usb, wifi, etc.

En caso de monturas ecuatoriales, si tienen introscopio o buscador de la Polar. Un accesorio muy útil para poner la montura en estación.

Conclusión

Dentro de los dos tipos de monturas principales que hay, las ecuatoriales y las altazimutales, existen en el mercado mucha variedad de modelos dentro de ellos: manuales, GOTO, dobson, de horquilla, ecuatoriales alemanas, etc.

Lo mas importante que debe tener en cuenta, desde nuestro punto de vista, es que por un lado la montura que elija se adapte correctamente al uso deseado, más allá de la diferencia de precio de unas y otras. Busque siempre monturas que soporten el peso total que desee tanto en visual como en foto. La estabilidad del conjunto es clave para una buena observación o sesión fotográfica.

Recomendamos antes de elegirla, y si tiene alguna duda, que se ponga en contacto con Espacio Celeste para que podamos asesorarle a la hora de elegir el modelo que mejor se adapte a sus necesidades.

¡La montura es una de las piezas más importantes del conjunto!

Déjate asesorar por Espacio Celeste. Te garantizamos la mejor elección.

SERVICIOS QUE OFRECE ESPACIO CELESTE EN LA COMPRA DE SUS EQUIPOS.

  • Si realizas el pedido de este telescopio y quieres que te actualicemos el mando de control a la última versión ¡Lo haremos encantados!
  • En ocasiones algunas monturas y telescopios necesitan ajustes de los motores de altitud y azimut. ESPACIO CELESTE realiza estos ajustes sin coste alguno, simplemente necesitamos el visto bueno del cliente para proceder al montaje del telescopio y a su puesta marcha. Una vez ajustados los ejes, el telescopio se empaqueta en su embalaje original y se envía.

6